Tres formas de conseguir un hogar autosuficiente.

En Grupo MYA siempre estamos a la vanguardia del ahorro, pocas cosas nos alegran tanto el día como descubrir que ha surgido una nueva tecnología o que se ha adaptado una ya existente de tal forma que, con ella, nuestros clientes puedan pagar un poquito (a veces mucho) menos en su factura de la luz y por ello en este artículo queremos ofreceros una selección de aquellas que podéis incorporar a vuestro hogar de manera aislada o combinadamente para conseguir, con una pequeña inversión, un ahorro significativo a largo plazo.

  • Uso de energía aerotérmica para regular la temperatura del hogar:

Aerotermia01domodos

Las bombas aerotérmicas utilizan el calor del aire como energía renovable, estos sistemas aerotérmicos se basan en el aprovechamiento de la energía térmica existente en el aire exterior para calentar la vivienda o el agua caliente sanitaria (ACS). La bomba de calor aire-agua transporta el calor del aire exterior al interior de la vivienda, utilizando un fluido refrigerante como elemento de transporte de energía. Dicho calor se transmite mediante un intercambiador al fluido de la instalación de calefacción o de ACS.

 

  • Obtención de energía hidroeléctrica a través del sistema Great Barrier:

generador

Este pequeño dispositivo no es más que una pequeña turbina que se coloca en la cañería de entrada de agua al hogar. Cada vez que se abra un grifo el agua comenzará a mover las turbinas generando energía eléctrica que se acumulará en una batería.

Quizá la energía producida no sea mucha para un solo hogar pero en empresas, comunidades de vecinos… podría aprovecharse mucho más las posibilidades de este dispositivo.

De todos modos siempre es mejor un pequeño ahorro que ningún ahorro ¿no creéis?

 

  • Instalación de paneles solares en nuestra vivienda:

paneles

Una de las energías renovables más conocidas y extendidas, la energía solar puede ser aprovechada por nosotros. Con la instalación de paneles solares podemos obtener energía solar térmica (nos permite calentar el agua caliente sanitaria) o fotovoltaica (con la que se puede generar electricidad) de tal modo que nuestro hogar o negocio pueda ser autoabastecido con este tipo de energías.

 

Estas tres propuestas que os hacemos pueden ayudaros a ahorrar unos cuantos cientos de euros al mes en vuestro hogar, combinando las mismas pueden sumarse los ahorros que al final de año pueden llegar a sumar varios miles de euros. Si además aplicáis medidas de eficiencia energética que os hemos comentado en anteriores entradas como la sustitución de las bombillas incandescentes por LEDs, el uso de calderas de biomasa en lugar de las de gasóleo, el aislamiento térmico de edificios y muchas más el ahorro se multiplica

 

Si no sabéis por dónde empezar a ahorrar no dudéis en poneros en contacto con nosotros, solicitar un estudio energético gratuito y sin compromiso y ver por vosotros mismos cuánto dinero podéis evitar seguir gastando anualmente.