CUMPLIR CON LOS OBJETIVOS ENERGÉTICOS PASA POR LA BIOMASA

La biomasa tendrá un papel fundamental en el cumplimiento de los objetivos energéticos de renovables marcados para 2030. Además de ser una tecnología gestionable, la biomasa reactiva las economías locales y es una importante fuente de empleo de zonas rurales. Desde el sector, reclaman una mayor ambición por parte de la administración y subastas específicas que reflejen el valor real de esta tecnología.

Impacto muy positivo en el empleo rural

No solo hay que destacar que la biomasa es una tecnología de generación limpia que reutiliza los subproductos de la producción agrícola, sino que es una gran fuente generadora de empleo en zonas rurales, lo que tiene un impacto muy positivo en las poblaciones colindantes a las centrales.

Mayor ambición por parte de las Administraciones

Para APPA Biomasa, la última versión del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en el que se ha reducido levemente la aportación de esta tecnología a los objetivos renovables de 2030; o el límite de 6.500 horas a la operación retribuida de las centrales de biomasa, son ejemplos de la falta de ambición de la Administración para con esta tecnología.

La biomasa debería jugar un importante papel en el cumplimiento de los objetivos renovables eléctricos, cifrados por el PNIEC en el 74%. Para 2030, el plan establece un 42% de renovables, en el que la electricidad supone menos del 25% del total. Por ello, durante la próxima década, la integración de renovables en los usos térmicos y de transporte será uno de los grandes retos energéticos que habrá que superar.

https://www.ambientum.com/ambientum/energia/cumplir-los-objetivos-energeticos-pasa-por-la-biomasa.asp